Scroll Bar

#Caracas: Bienvenidos a Caracas Ciudad Plural, plataforma de servicios para la Sociedad Civil Organizada!!! Síguenos en twitter @CaracasPlural

domingo, 15 de mayo de 2022

Votar en el Exterior. Ismael Pérez Vigil.Politólogo


Votar en el Exterior 

Ismael Pérez Vigil

 

  Vuelve a la palestra el tema del voto de los venezolanos en el exterior. El Rector del CNE, Roberto Picón, se ha referido al mismo, en diversas oportunidades, desde que asumió el cargo; pero, fue la información divulgada en días pasados por la organización SUMATE A.C., la que en realidad nos dio un aldabonazo de advertencia de este problema real, complejo, de difícil solución.

 No cabe duda que el Registro Electoral (RE), su actualización, la votación, el escrutinio y la promoción de la participación ciudadana de los venezolanos en el exterior, responden a principios de equidad e igualdad de condiciones en el ejercicio del derecho al voto, como las que se aplican para los venezolanos residentes en Venezuela y que están establecidas en el artículo 294 de la Constitución y en el artículo 3 de la Ley Orgánica del Poder Electoral (LOPE). Pero esa es la parte teórica, ideal, del problema, en la práctica, esto no es así, ni por asomo; la complicación está al intentar implementarlo.

 Los datos de Súmate.

 La información de SUMATE A.C., que se puede conseguir en su página Web, fue divulgada en su cuenta de Twitter, que son los datos que vamos a evaluar: Si no se actualiza el RE, 10 millones de venezolanos se podrían quedar sin votar en las elecciones del 2024 o tendrían dificultades para hacerlo; según las proyecciones de población, eso es casi el 39% del padrón electoral de esas elecciones; de ese total más de 3 millones 300 mil, mayores de 18 años, que están inscritos en el RE, pero ahora residen en el exterior, cifra a la que hay que incluir 256 mil jóvenes, no inscritos y que cumplirán 18 años antes de diciembre de 2024.

 De los otros 6 millones, que están en Venezuela y que según SUMATE no podrían votar o tendrían dificultades para hacerlo, lo más grave es que tampoco podrán votar en el 2025, cuando se elegirán Asamblea Nacional, gobernadores, alcaldes, asambleas legislativas y concejos municipales.

 Revisar el RE para actualizarlo, librarlo de todas las irregularidades, existentes o supuestas, para que los venezolanos le tengan confianza y, sobre todo, para que voten quienes hoy están en el exterior, aunque no es una tarea fácil, es posible realizarla en el tiempo que queda para esas elecciones, pues aún podemos asumir que se llevarán a cabo en el tiempo normal, es decir a finales de 2024.

 Resolver el problema en el país, que cuenta con una cierta estructura, aunque complicado, es más fácil. Pero hacerlo en el exterior, si pretendemos resolver el tema como si estuviéramos en Venezuela y de acuerdo con las normas y legislación actual, es tarea prácticamente imposible; solamente hagan números de cuántos “funcionarios” o “voluntarios” y cuántas horas hombre se necesitan para actualizar y registrar casi 4 millones de personas en el exterior, para lo que no existe ninguna estructura instalada.

El RE es solo el primer paso.

 Registrar a los venezolanos en el exterior, no está exento de dificultades, pero es un primer paso, allí solo comienza el proceso; con las normas actuales, después habría que lograr que se establezcan en el exterior las Circunscripciones Electorales que sean necesarias, de acuerdo con el número de votantes; crear Organismos Subalternos, para organizar y facilitar la inscripción, actualización y votación; establecer Centros de Votación y Mesas Electorales, para garantizar la fluidez y el ejercicio del voto −actualmente solo se vota en consulados y hay muchos cerrados−; probar los mecanismos para la recolección y trasmisión de resultados; y por supuesto, formar miembros de mesa, observadores y testigos que vigilen el proceso. Todo eso hay que hacerlo para una población de votantes equivalente a los actuales estados Zulia y Miranda juntos, pero que está dispersa por todo el mundo. Tarea ciclópea, titánica y −por qué no decirlo− absurda.

Necesario pensar diferente.

 Por lo tanto, no solo hay que empezar cuanto antes. Mas importante es convencerse que hay que pensar en el problema de manera diferente; como ya dije, no pretender resolverlo como se resuelve en el país, pues si seguimos pensando así, el problema no tiene solución y esto favorece las expectativas del régimen de mantenerse en el poder.

 Ya hay muchos grupos, organizaciones de los partidos y de la sociedad civil, expertos en la materia, que han planteado soluciones diferentes y adecuadas: voto remoto, a distancia o por Internet, que no son un sueño, ni un privilegio de países desarrollados; pues países tan lejanos como Estonia y tan cercanos como Panamá y México, tienen votación por internet, desde hace tiempo −2017, 2019 y 2021, respectivamente− y de manera exitosa; México lo tiene incluso para elecciones regionales. (Ver: Voto en el exterior: el ámbito para la innovación electoral, Leandro Querido, El Nacional, mayo 5, 2022, https://bit.ly/3vWxYue ).

 Modificaciones legales necesarias.

 Sabemos también que la posibilidad de que quienes viven en el exterior puedan votar en elecciones nacionales −presidenciales o referendos− depende de que se modifiquen varias disposiciones legales, que limitan realizar el RE y el acto de votación como tal; la principal es la limitación del derecho al voto a quienes no tengan residencia legal en otro país, que como sabemos hay muchos venezolanos que están en esa condición; y también la disposición de que el único documento válido para votar es la cédula de identidad laminada −y no el pasaporte−, pues muchos en el exterior no tienen cédula ni la pueden obtener; y además, las limitaciones legales para registrarse en el RE de manera telemática o por internet.

 Hacer esas modificaciones, en leyes orgánicas y reglamentos, no debería suponer mayor dificultad, si hay la voluntad política para ello; pero, tengamos claro que modificar la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPRE) que ello implica, supone la intervención de la Asamblea Nacional, que todos sabemos cuál es su tendencia y filiación actual.

Decisión política y acuerdo político.

 Por lo tanto, de lo que tenemos que estar conscientes es que, sin una decisión política y un acuerdo político, eso no es posible. Por “decisión política” entiendo el firme deseo de hacerlo, sin posiciones abstencionistas o de desánimo, por parte de los opositores que deseamos salir de este régimen por la vía electoral.

 Por acuerdo político, entiendo una negociación y acuerdo con el régimen para acometer esta tarea. Sin ese acuerdo, para emprender todas estas modificaciones, el proceso no va a avanzar. No es difícil suponer que el régimen no está dispuesto a hacer nada por solventar la situación, pues supone con razón, que la mayoría de los que hoy viven en el exterior, votarían en su contra.

 El problema, nada trivial, se nos “reduce” a como forzar al régimen a sentarse a negociar un acuerdo político que permita resolver la situación, de los millones de votantes que en Venezuela y el exterior, hoy no lo pueden hacer.

La dificultad real.

 Esa es la dificultad real, por dos razones, por demás obvias; una, ¿cómo nos ponemos de acuerdo para ir a un proceso electoral si estamos entrampados en disputas internas en los partidos y entre partidos?, que no nos hemos podido poner de acuerdo ni siquiera en el método para escoger candidatos, para acordar un programa de gobierno y un mensaje de esperanza y futuro con el cual llegarle a la población; y dos, que tampoco tenemos mecanismos claros de presión internacional para forzar al gobierno a una negociación, sobre todo si hay grupos de la sociedad civil en la oposición, unos proponiendo levantamiento de sanciones y otros su intensificación.

 Tareas por delante

Tenemos entonces varias tareas por delante:

- Una, tomar la firme decisión de participar en los venideros procesos electorales: 2024, presidenciales y 2025 para Asamblea Nacional, Gobernadores, Alcaldes, Asambleas Legislativas y Concejos Municipales;

-  dos, resolver nuestros problemas internos para la selección de candidatos, consenso en un programa y un discurso político a los electores;

-  tres, desde luego, avanzar lo más que se pueda en ubicar a los venezolanos en el exterior para que llegado el momento se puedan registrar y votar;

- cuatro, proponer y lograr que quienes votan en el exterior lo puedan hacer de forma presencial o remota, por correo, pero sobre todo por Internet, que además reduce considerablemente los costos del proceso, al no tener que desplazar personal para constituir organismos subalternos, ni tener que disponer de centros electorales y mesas de votación;

-  cinco, desarrollar los mecanismos internos de presión política, con base en las sobradas razones que hay en el país para movilizar y organizar a la población contra la oprobiosa situación a la que estamos sometidos; 

-  y seis, ponernos de acuerdo −con el apoyo de quienes están en el exterior− en cómo lograr que se mantengan las sanciones internacionales, único mecanismo de presión que hoy tenemos, revisando las económicas y financieras que pudieran ser perjudiciales para la población e intensificando las personales contra los funcionarios del régimen, sus familiares y testaferros.

 Para quienes están en el exterior, pasar de la consigna “el voto de la diáspora”, a trazarse objetivos que sean realmente la solución del problema, es una tarea prioritaria.

 

 https://ismaelperezvigil.wordpress.com/

 


sábado, 14 de mayo de 2022

CICLO DE FOROS “PENSANDO LA CIUDAD DESDE LA CIUDADANÍA”

El Proyecto InnovaVenezuela, Caracas Ciudad Plural y Venezuela Competitiva llevaron a cabo el Ciclo de Foros Pensando la ciudad desde la ciudadanía, motivados por el interés de construir tejido social y transitar hacia un desarrollo sostenible en Venezuela, fundamentados en la restitución de la gobernabilidad, el reimpulso de la economía y la mejora de los niveles de competitividad del país.

Bajo la moderación de Beatriz Cisneros, Pensando la ciudad desde la ciudadanía fue un canal para reflexionar sobre la incidencia de la participación de los diversos actores locales en la definición de las políticas públicas y sobre la capacidad de los gobiernos locales de cerrar la brecha entre tales políticas y las expectativas de los ciudadanos para dar respuesta efectiva, mediante proyectos susceptibles de reflejarse en términos de desarrollo humano y de sólida institucionalidad.

En cuatro episodios conversamos con ciudadanos y con representantes de gobiernos locales -pasados y en actual ejercicio de funciones- que han asumido el crucial desafío de asociar capacidades individuales y colectivas, públicas y privadas, para rescatar el “alma” de sus ciudades, reinventarlas, recuperar su capacidad competitiva y así, garantizar prosperidad y bienestar a sus habitantes. Los ciudadanos de este país aspiramos a salir del rezago histórico que nos ha llevado a ubicar a Venezuela entre los menos competitivos del mundo; lograrlo depende de iniciativas como las expuestas por nuestros invitados y de no esperar el momento perfecto para dar el primer paso.

En el Episodio 1 estuvimos en Barquisimeto con dos Directores del Consejo Consultivo de esa ciudad, Milagro Gómez de Blavia y Reinaldo Rojas, así como con Gerardo Puleo, ex Director de Planificación de la Alcaldía de Iribarren (2013-2017),   https://www.youtube.com/watch?v=asJ-Wc1pnec. En el Episodio 2, estuvimos en Caracas, con Zulma Bolívar, ex Presidente del Instituto Metropolitano de Urbanismo y con Cheo Carvajal, Director Fundador de Ciudad Laboratorio. https://www.youtube.com/watch?v=y814vgcElD0. En el Episodio 3, estuvimos en Valencia, con Edicson Leal, Director de Valencia La Nuestra y con Dennis Miraldo, Comisionado de Cultura y Patrimonio Histórico de la Alcaldía de Valencia. https://www.youtube.com/watch?v=srJQM6GgSzA&feature=youtu.be. En el Episodio 4 tuvimos como invitados al Alcalde de Maracaibo, Rafael Ramírez, así como a Amaya Briner y Efraín Rincón, miembros de la Comisión ciudadana Maracaibo 500, representantes del mundo empresarial y del mundo académico de esa ciudad https://www.youtube.com/watch?v=yMQT5he9xhw.

Para cerrar el ciclo de foros, acompañando el propósito de Venezuela Competitiva de diseñar el Indice de Competitividad de Ciudades, como mecanismo para promover y estimular la excelencia en la gestión local en las ciudades de nuestro país, quisimos conocer y compartir la experiencia del Consejo Privado de Competitividad de Colombia, quienes junto a la Universidad del Rosario coordinan el Índice de Competitividad de Ciudades del vecino país desde 2018 https://www.youtube.com/watch?v=6gKsoIjh0UY.

23 Recomendaciones para Venezuela en materia electoral

 


El informe final de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea sugiere 23 importantes recomendaciones que, a partir de los observado el pasado 21 de noviembre, apuntan a mejoras del proceso electoral y al fortalecimiento de las instituciones democráticas en Venezuela, las cuales se deben traducir en una ruta de trabajo para el Estado venezolano y en una agenda de exigencia de derechos por parte de la ciudadanía.


Estas son:

1. Reforzar la separación de poderes y la confianza en la independencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) con la aprobación de una nueva Ley de la Carrera Judicial y una reforma de la Ley Orgánica del TSJ, para alinearlas con las garantías constitucionales que aseguran una selección de jueces transparente, apolítica y basada en el mérito, evitando la invasión de las competencias del Poder Electoral.

 

2. Definir claramente las responsabilidades de las juntas electorales regionales y municipales y reforzar su autonomía.

 

3. Publicar toda la información electoral relevante de manera clara y oportuna para cumplir con la disposición legal de transparencia del CNE.

 

4. Llevar a cabo una campaña de educación al votante que aumente la confianza en la integridad y el secreto del voto electrónico, y muestre a los votantes cómo votar por diferentes opciones políticas en elecciones simultáneas.

 

5. Facilitar el acceso al voto de personas detenidas con derecho a votar.

 

6. Proporcionar más opciones para que los votantes, incluidos los venezolanos que viven en el extranjero, actualicen su información fuera de los períodos electorales, con el fin de mejorar la precisión del registro electoral y medir mejor las tasas de participación electoral.

 

7. Modificar los plazos de sustitución de candidatos por parte de los partidos políticos para que finalicen con más antelación antes del día de las elecciones y aparezcan los candidatos definitivos en la boleta, con el fin de garantizar el derecho de los votantes a un voto informado.

 

8. Suprimir la prerrogativa de la Contraloría General de despojar a ciudadanos de su derecho fundamental a presentarse a las elecciones mediante un procedimiento administrativo y sin notificación oportuna, lo que repercute negativamente en el derecho a la defensa.

 

9. Notificar a los candidatos el resultado de sus solicitudes y divulgar la información relativa a la inscripción, sustitución, renuncia o rechazo de los candidatos, para aumentar la transparencia.

 

10. Reforzar las facultades sancionadoras del CNE mediante la introducción de un sistema de control y sanciones, que vayan desde la amonestación hasta la imposición de penas progresivas, especialmente en lo que se refiere al uso de recursos del Estado en campaña.

 

11. Equilibrar la cobertura de los medios de comunicación estatales durante las campañas electorales, en línea con la Ley Orgánica de Procesos Electorales y las buenas prácticas internacionales.

 

12. Derogar la Ley contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia para promover la libertad de expresión y evitar la autocensura.

 

13. Dar a conocer qué institución es la responsable de la gestión de los datos de la plataforma Patria, dónde y cómo se almacenan los datos, quién tiene acceso a ellos, con qué fines, y cómo solicitar la rectificación de los datos personales y darse de baja de la base de datos, de acuerdo con el derecho constitucional de acceso a la información.

 

14. Abandonar las políticas dirigidas a manipular la conversación pública en las redes sociales, así como el uso de cuentas institucionales con fines proselitistas, prácticas que no se ajustan a los estándares internacionales de libertad de expresión ni a la Constitución y leyes venezolanas, para que los ciudadanos tengan derecho a formar su opinión libre de inducciones o injerencias de cualquier tipo, incluso en las redes sociales.

 

15. Aumentar las capacidades y los recursos humanos necesarios para que el CNE realice un monitoreo sistemático de las redes sociales, con el fin de sensibilizar a la población sobre las violaciones de las normas de campaña y permitir una respuesta judicial adecuada y oportuna.

 

16. Garantizar la paridad horizontal de género en las candidaturas a cargos políticos.


17. Llevar a cabo elecciones directas para representantes indígenas, con base en un registro de votantes indígenas, con una campaña integral de educación cívica y electoral, y realizadas el mismo día que las de la población general.

 

18. Llevar a cabo un programa exhaustivo para mejorar las medidas de inclusión de personas con discapacidad, que incluya el refuerzo de la educación e información al votante y soluciones técnicas para evitar el voto asistido.

 

19. Modificar el marco legal para garantizar la libertad de movimiento y expresión de los observadores, asegurando que los observadores electorales puedan llevar a cabo sus funciones sin obstáculos indebidos.

 

20. Hacer más esfuerzos para informar a los ciudadanos sobre su selección como miembros de mesa con el fin de aumentar la presencia de miembros de mesa capacitados y acreditados, considerando una combinación de medidas de incentivos y sanciones.

 

21. Definir el papel de los coordinadores de los centros de votación y asegurarse de que están formados para no exceder sus competencias.

22. Proporcionar instrucciones claras y formación a las fuerzas del Plan República para enfatizar el carácter civil de las elecciones y asegurar que las fuerzas militares se ciñan a sus funciones sin exceder sus competencias.

 

23. Establecer procedimientos y responsabilidades claras para el control de entrada a los centros de votación y la verificación de acreditaciones, dirigidas tanto a los coordinadores de centro como a los miembros del Plan República, con el fin de garantizar que testigos de partidos, observadores y representantes de medios de comunicación acreditados tengan acceso a los centros de votación.

 

Consideramos un paso muy importante la presencia de la Unión Europea como observador internacional para hacer seguimiento y emitir un informe independiente e interno sobre el proceso electoral, ya que permitió una evaluación independiente e imparcial sobre las condiciones electorales que existen en Venezuela y que no han sido suficientes para considerar que existen elecciones libres, auténticas y democráticas.

 

Asimismo, este mecanismo de observación electoral internacional permitió recibir recomendaciones que sientan un precedente y una base de exigencia de derechos necesaria para la recuperación de la institución electoral y los derechos políticos de la ciudadanía.

 

Fuente MOE UE


Participación ciudadana es la clave para avanzar hacia una sociedad más justa y equilibrada

 


Caracas Ciudad Plural inicia actividades en octubre de 2017, en medio de un país convulsionado, polarizado y con alto grado de conflictividad social. Para ese momento un grupo de dirigentes vecinales y sociales de los cinco municipios de Caracas decidimos empezar un largo camino, uniendo esfuerzos para la realización de trabajo social y comunitario desde las bases.

Nuestros objetivos  estuvieron y están dirigidos a la formación, promoción y organización de dirigente vecinales de base para empoderarlos en sus comunidades, fomentando la participación ciudadana, conectando las organizaciones de base con la gente en el contexto de sus problemas y necesidades.

Para lograrlo brindamos un portafolio de herramientas y actividades como: manejo de redes sociales, organización de foros y conversatorios, herramientas de diseño gráfico, en general manejo de las TIC´s (Tecnologías de Información y Comunicación), asesoramiento para la búsqueda de soluciones a los problemas que aquejan a las comunidades, esfuerzos permanentes para buscar acuerdos y consensos en la solución de problemas. Bajo esos criterios y lineamientos trabajamos en múltiples comunidades en toda Caracas.

El trabajo en las bases ha traído resultados positivos, pues han nacido diversos proyectos e iniciativas, producto de la interrelación, la sinergia y la cooperación entre organizaciones y dirigentes, que han beneficiado a miles de personas de manera directa, entre ellos destacamos:


  1. Proyecto de actividades sobre platabandas desarrollado por la ONG Zona de Descarga en barriadas de Petare.
  2. La Red de Casas de Tareas Dirigidas con 23 maestras que atienden a 450 niños y adolescentes bajo el Proyecto Descargando Futuro, también en Petare.
  3. El apoyo permanente a organizaciones civiles como El Foro Hatillano, Baruta En Movimiento, Asosaber (Catia, Parroquia Sucre), Fuerza Ciudadana en Acción (Parroquia Santa Rosalia) y redes vecinales en Baruta y en Sucre.
  4. Proyecto Ventanas de Paz y Listos para Trabajar, dirigido a adolescentes en Unidades Escolares Públicas, Privadas y Escuelas Técnicas, en Libertador y Sucre, con mas de 1500 jóvenes atendidos en los últimos dos años.
  5. Proyecto Radar Ciudad Caracas, monitoreo de 19 servicios Públicos con un grupo de 40 dirigentes vecinales de la ciudad y el apoyo voluntario de centenares de ciudadanos que se convierten en monitores, con reportes mensuales, data verificada y consolidada, que sirve de base para la denuncia, la documentación y la difusión.
  6. El naciente Proyecto Red de Economía Circular para contribuir a dar los primeros pasos para el desarrollo de una economía amigable con el ambiente y económicamente viable.
  7. El Movimiento X El Avila, de reciente creación, donde convergen organizaciones, dirigentes sociales y vecinos, en defensa de nuestros Parques Nacionales y zonas protegidas a lo largo y ancho del país.
  8. Promotores de Salud, destinado a la formación de ciudadanos y líderes vecinales, entrenados para la medicina preventiva, ayudando a sus comunidades y estableciendo redes de ayuda para los mas necesitados, las primeras cohortes están siendo promovidas en Sucre (Petare) y Baruta.

Avances en otras áreas, donde vale mencionar la capacidad que han logrado desarrollar múltiples organizaciones civiles de todo tipo para unirse en función de objetivos comunes, logrando generar alianzas para la formación de Coaliciones y redes, en ese sentido participamos en las siguientes;


  1. El espacio de Dialogo Social, para la articulación, la sinergia y cooperación de casi un centenar de organizaciones que trabajan en variados temas, con presencia de sindicatos, gremios y asociaciones empresariales.
  2. Foro Cívico, espacio de interlocución y mediación, entre factores diversos de la sociedad venezolana, para avanzar en acuerdos que permitan buscar salidas a la crisis política, económica y social en la que está inmersa el país.
  3. Coalición por el Arbolado Urbano, dirigida a la defensa, monitoreo, educación y reposición del arbolado de la ciudad, como un mecanismo de defensa del ambiente y la recuperación de espacios públicos.

Todas estas iniciativas tienen equipos de conducción y dirección, se han creado mecanismos para la toma de decisiones democráticas, lo mas horizontal posible.

El común denominador es la gente, el ciudadano, el vecino que ve afectada su calidad de vida, el que está en condición de vulnerabilidad, el que busca oportunidades y mejoras para su familia y su entorno. En esa ruta sin lugar a dudas se suman cada día nuevos pobladores que dan el paso a convertirse en ciudadanos preocupados por su entorno y en procura de mejoras para su comunidad y mas allá para el país.

Este es un esfuerzo de todos, de cientos de organizaciones civiles, asociaciones vecinales y consejos comunales por una parte, y de gremios, sindicatos, empresarios, partidos políticos por la otra.

Caracas Ciudad Plural participa en todas estas iniciativas aportando nuestros conocimientos, solidaridad y apoyo, el camino es largo, pero ya desde hace tiempo lo transitamos y estamos avanzamos.


 

Baruta En Movimiento cumple 3 años.

Más de 8 mil seguidores activos


En mayo de 2019, nace esta organización como iniciativa de varios ciudadanos en transformar el ideario del vecino de Baruta. Su premisa fundamental: sembrar conciencia ciudadana para promover la participación en actividades a favor del municipio.

Hoy, felizmente llega a su tercer año y se encuentran comprometidos con su causa.

Baruta En Movimiento tiene como reto informar, denunciar, organizar foros, levantar asambleas ciudadanas, entre muchas otras. Por lo que cada día, los miembros activistas publican, a través de sus redes, parte del devenir del Municipio.

Hoy, sin lugar a dudas, se han convertido en referencia como organización vecinal participativa, la cual da soporte a los dirigentes vecinales y asociaciones civiles tanto en la denuncia y en la protesta, pero también, para exaltar las causas y temas positivos.

Baruta En Movimiento (BEM), apuesta al rescate del concepto de ciudadanía, afianzando la condición del ciudadano como miembro de una comunidad organizada. Trabajando mancomunadamente, uniendo fuerzas vecinales, asociaciones civiles, grupos de articulación y enlazando participación con los poderes municipales, ha podido ejercer acciones de cambio en el proceso orgánico del Municipio Baruta.

El movimiento vecinal, representado por sus dirigentes, asociaciones civiles y comunidades organizadas, cuentan con la tribuna, el soporte y el apoyo de Baruta En Movimiento.

“Estamos orgullosos del trabajo que BEM ha realizado hasta el momento, amalgamando fuerzas en pro de darle al ciudadano común, una presencia dentro del Municipio”, comentó Guillermo Ascanio, uno de los miembros fundadores.

Si en Baruta se requieren respuestas frente a sus exigencias, el ciudadano consigue en BEM quien impulse, apoye y brinde la organización que se requiere para lograrlo.

Celebramos los 3 años de este gran proyecto y deseamos que continúen creciendo en su labor de informar y educar al ciudadano baruteño.

Las redes y puntos de contactos de BEM:


Instagram: @BarutaEnMovimiento
Twitter: @BarutaEnMov
Facebook: Baruta En Movimiento
YouTube: Baruta En Movimiento
Blogger: barutaenmovimiento.blogspot.com
Gmail:barutaenmov1@gmail.com


Para unirte a uno de los Grupos de Whatsapp:
https://chat.whatsapp.com/BzeiZLeZVem0tqmLrJYB12

Para unirte al Grupo de Telegram:
https://t.me/BEMInforma